sábado, 19 de septiembre de 2009

La actual generación socialista perdida y silenciosa: ¿unos cobardes?


Esta tarde en el Hospital Galvez, donde tengo a mi padre hospitalizado desde el 1 de septiembre, he leído la prensa. Hace tiempo que no la leo en profundidad, porque ultimamente me cabrea, y eso que solo leo los titulares, además de que me prometí a mi misma no volver a joder mi vida por culpa de la política. Pero hoy ha sido diferente, leí un titular que me hizo ver una realidad actual, que desde hace unos añitos he visto en mi ámbito geográfico, Málaga, y el PSOE de esta ciudad. El titular era este PSOE...dónde nadie se atreve a levantar la voz”.


El primer párrafo que me hizo ver el escaparate del PSOE a nivel nacional y por supuesto a nivel provincial fue este : “Y, si en el PSOE fuera cierto que nadie se atreve a levantar la voz, la culpa no la tendría Zapatero, sino quienes por una secretaría de Estado o por un ministerio son capaces de perder la voz, la dignidad y la vergüenza. El silencio no es consecuencia de un supuesto autoritarismo del secretario general del PSOE, sino de la cobardía de los que han hecho dejación de su responsabilidad.” aquí, en Málaga, yo le añadiría, por una Consejería, Delegación provincial, Secretaría General, secretarias ejecutivas y hasta vocalias, por no decir cargos de confianza, aunque se tenga que dejar de ser amigos de los que fueron hace años, de pisotear al de al lado, o de vender hasta los calzones si hiciera falta, y como no, la voz, la dignidad y la vergüenza.


Hace poco tiempo, mediante el facebook, hice comentarios de como veía yo la forma de hacer política socialista en un municipio malagueño, la respuesta fue de insultarme, de llamarme resentida, amargada, y no se cuantos calificativos más. Lo que no sabían estos jovencitos militantes es que yo no he ambicionado nunca un cargo en el partido cuando militaba, es más, estuve una vez “nominada” para estar en las listas del Parlamento Andaluz y se me censuró, a lo que yo no me cabreé, simplemente puse encima de la mesa el nombre de otro compañero, en sustitución de mi repudia, y al ser aceptado, me alegré enormemente, cosa que no ocurre actualmente, que precisamente alegrarse no se alegran. Pero en fin, como dice un refrán, el que no sepa, que se instruya previamente. Pero que estén tranquilos esos chiquillos, que no me molestaron esos insultos, más bien me hizo gracia “su ignorancia”.


Pero sigamos con el artículo de marras... “En tiempos anteriores, en el PSOE estaba prohibido hablar bien de la Comisión Ejecutiva Federal cuando se trataba de examinar la gestión de la dirección socialista; ahora eso ha cambiado y lo que se oye son elogios totales o parciales, pero no he percibido nunca que Rodríguez Zapatero pretenda prohibir o molestarse por la crítica libre y democrática.” Tampoco era eso Ibarra, no estaba prohibido, lo que sí había era más crítica constructiva, o se dejaba hablar en los foros hasta el pataleo, aunque no te hiciera caso ni el que cerraba la puerta en las comisiones, o te escuchaban con oídos sordos. Lo que si ha cambiado, es que ahora todo es peloteo de lo bien que lo hace tal o cual, pero si ves que lo hace mal, te callas, te vayan a “penalizar” quitándote el puestito que te han dado, por si... Ejemplos en Málaga tenemos algunas que otras Delegaciones provinciales, y Áreas en Diputación que aguantaron un tiempo por tal de que no saltara el escándalo, pero a la más mínima de cambio y pasando un tiempo prudencial, y con cartitas de por medio, te daban la patadilla por detrás, ¿verdad Nachito? ¿verdad Centeno? (entre otros...) Eso lo viví yo también en su tiempo con llamaditas de teléfono, cuando la persona en cuestión ya estaba lejos del Edificio Institucional, para que no tuviera ni derecho a réplica... o mandándote emisarios...


Pero sigamos con el artículo de opinión... “Zapatero es un dirigente socialista que se ganó su puesto con ahínco y decisión; sabía que no era imposible ser secretario general del PSOE y lo intentó. Me temo que, de ahí para abajo, las figuras que han ido surgiendo, en distintos ámbitos de responsabilidad, no siguieron el camino de Zapatero, sino que creen que deben su puesto a la voluntad de Zapatero, lo que anula o difumina su capacidad para ser libres y aportar visiones personales a la difícil tarea de gobernar un país desde la perspectiva socialista” Esto se vivió en Málaga con la figura de Marisa Bustinduy, que apoyó a Zapatero hasta la saciedad para ser secretario general, y éste ha tenido que pagar una de las “facturas” más caras en el PSOE malagueño, nombrándola una y otra vez candidata a la Alcaldía, aún a sabiendas de que se perdería en la capital, porque hasta los más crédulos y fanáticos ideólogos socialistas, se flagelaron en creer una y otra vez que alguna vez habría una esperanza de ganar con esta candidata y se daban de bruces una y otra vez al ver los resultados, y el final era volver a flagelarse y llorar en sus casitas calladitos otra vez, les fueran a “multar” quitándole el puesto que le habían dado.


No dudo de que la actual generación de socialistas tenga grabada, a sangre y fuego, la ideología socialdemócrata, pero, por lo que se ve, existe mucha ideología y apenas ninguna idea que permita al líder medirse y medir sus propias iniciativas que, hasta ahora, son las únicas que conocemos.” Yo tampoco lo dudo, lo veo diariamente en las redes sociales como se animan entre ellos definiéndoses los mejores socialistas del mundo, y se lo creen todo a pies juntillas lo del nuevo “proyecto” que se lleva a nivel nacional, queriendo implantarlo a nivel provincial, pero... ¿tienen ideas? ¿Llevan a la práctica lo que piensan? ¿Opinan sobre ello? O más bien, ¿los dejan opinar y trasciende al exterior? Por lo que yo veo, reunirse se reunen mucho, y fotos se hacen a mogollón, pero no veo que transcienda mucho al exterior, y en la capital menos, que con el problema que tienen acercándose a las municipales y sin candidato todavía “expreso y público”, y solo atacando al asunto de “sueldos astronómicos”, espero que por ahí no ataquen mucho, vaya el ciudadano a preguntar cuanto cobran ellos (los colocados en el PSOE), y el ciudadano se cabree mucho más, no votando ni al uno ni al otro. Por lo que sé no hay un solo miembro de la ejecutiva provincial malagueña que no esté colocado, ya que los que no lo estaban tardaron poco en colocarlos.. Bueno miento, se que hay una vocal que no colocaron, pero a su marido, para equilibrar la cosa y mantenerla calladita, lo colocaron...


Por cierto si están pensando, como ha llegado a mis oídos, en proponer al actual Consejero de Turismo, Luciano Alonso, como candidato a la Alcaldía, tened cuidado de que no se presente otro candidato alternativo, que este señor es capaz de perseguirlo hasta un wc y cogerle del cuello por tal de salir triunfante y que nadie le pise ni le ensucie los zapatos, hasta que consiga su objetivo. (No te preocupes Luciano, seguiré alegrándome de que sigas sin saludarme, y mirándome con desprecio cuando te cruzas conmigo, jejeje)


Es decir, que en el PSOE no se puede hablar, pero esta no es una realidad que haya salido ahora, por lo menos en el PSOE malagueño, porque aquí si hablas, no es que no salgas en la foto, o la foto salga movida como decía Alfonso Guerra, aquí es que van a por ti, te marginan, y si tienen ocasión te acuchillan a la chita callando para hacerte desaparecer...


No estamos, pues, ante el problema de rescatar o no a la generación anterior de socialistas, estamos ante el dilema de saber si la generación que la sucedió decide asumir su responsabilidad o queda como una generación perdida y silenciosa.” Yo más bien los llamaría ¿cobardes? ¿no creen?


Por si quieren hacer memoria algunos, les recomiendo en este mismo blog, la lectura de "Mis memorias políticas" I, II, III, IV, V y VI


Ah, por cierto, a mi ya no me pueden expedientar como han hecho en Cádiz a militantes socialistas por decir su opinión mediante unos blogs... Así que seguiré hablando. Hasta la próxima...

1 comentario:

chalyvera@gmail.com dijo...

Eso sucede en todos los partidos politicos en el mundo, ahora en las filas no se asciende por capacidad sino en base a compadrerios. En muchos partidos esta prohibido hablar mal de los dirigentes. En fin toda una mierda.
Yo también abandone la politica y no miro noticias y si leo el periodico me voy a sociales.
un abrazo