miércoles, 18 de junio de 2008

Mis memorias políticas (II): Como ejercer de Espía en tu propio Partido.


Antes de continuar con esta segunda entrada de mis memorias, quiero resaltar que a veces la memoria me falla en asuntos de fechas, como podréis comprobar en el artículo de prensa que estáis viendo, aquel Congreso Provincial no se celebró en el año 1990, sino en el 1992, donde yo tenía ya 25 años, y Miguel Ángel Heredia camino de los 26. Pero prosigamos…


Aquel verano de 1992, el Partido tenía como muy abandonadas las Agrupaciones o Casas del Pueblo, como le queráis llamar, aunque actualmente eso parece una novedad, hace 15 años era algo habitual ya, no veían a un compañero de Partido del Provincial ni a kilómetros, en aquella época no hacían falta todavía sus votos y pasaban de los compañeros de los pueblos. La misión del “Dream Team” (Miguel Ángel, Daniel y yo), era reactivar unas Juventudes Socialistas sino muertas agonizantes en la provincia de Málaga. Aquello suponía recorrerse la provincia de Málaga entera, sus 100 pueblos, o casi todos. Repartimos la provincia en Comarcas (Antequera, Guadalhorce, Axarquía, Costa, Ronda y Málaga), como no, dimos prioridad a Antequera de donde era Miguel Ángel y a Guadalhorce de donde se me ubicaba a mi, y de esto surge una anécdota que muchos habréis oído contar…. Teléfono en ristre nos pusimos al teléfono a contactar con las agrupaciones locales del Partido para empezar a planificar visitas, y Miguel Ángel y yo hicimos una apuesta… Si el primer contacto que concertara una cita era de la comarca de Antequera le pagaba 5.000 pesetas yo a él, y si era de la comarca del Guadalhorce, me las pagaba él a mi. Y que suerte tuve (aunque nunca me las pagó, que esa es otra, que me los sigue debiendo), que concerté una cita con la agrupación de Alhaurín el Grande (comarca del Guadalhorce), y gané la apuesta. Y allí nos plantamos Miguel Ángel yo y mi Ford fiesta blanco que me compré de segunda mano (primera inversión que hice para ser política con cargo, aunque ahora se hacen de otras formas…), para poder trasladarnos por la provincia.


Cuando llegamos a aquella “Casa del Pueblo”, que por cierto por donde íbamos nos recibían como “dioses”, ya hacía bastante tiempo que “nadie del Partido”, se pasaba por los pueblos, y a nosotros nos consideraban, aunque jóvenes, del PARTIDO; pues nos encontramos a un grupo de 3 o 4 jóvenes, ninguno afiliado a las JJ.SS. y explicamos nuestro proyecto. Me llamó la atención un jovencito del grupo vestido muy formal, con pantalones de pinza y camisa, para solo tener 18 años, que con su aire serio nos ametrallaba a preguntas y de todo tomaba notas. Se le veía ambicioso, pero sobre todo con unas ganas de trabajar, y con unos ideales muy bien cimentados, algo le comía por dentro, quería salir de allí, ser útil, hacer algo… y parece que nosotros fuimos como su trampolín de salida. Aquel joven se llamaba Francisco Javier Conejo Rueda. (Paco Conejo). Y nos lo “llevamos” a Málaga, pasó casi a formar parte de la Ejecutiva Provincial de las JJ.SS. de Málaga, aunque no ostentaba ningún cargo, era militante de base, pero trabajaba como el que más, y así lo hizo durante bastantes años…


El año siguiente, en 1993, después de que contra todo pronóstico a nivel nacional el PSOE volviera a ganar unas elecciones generales (la última legislatura en las que fue Felipe González Presidente del Gobierno) a nivel nacional surge una ruptura o crisis en el PSOE que se llegó a seccionar en 2 : RENOVADORES y GUERRISTAS. Esta crisis que no tenia otra finalidad, en pocas palabras, que los primeros querían depurar el partido de personajes antiguos y obsoletos, y depurar un poco el “aparato”, aunque manteniendo a “ciertos Barones”, y los segundos argumentaban que el Partido se había llenado de Técnicos y que había que volver a recuperar el “Aparato” para hacer política de verdad, o eso es lo que se dejaba interpretar puertas para afuera de cara a la sociedad, porque lo que de verdad se entrevería en esa “Guerra” era el que habíamos ganado por mayoría simple, y cediendo muchos cargos públicos a las coaliciones, y que el “pastel de cargos”, cada vez era más pequeño, y seguían siendo los mismos o más y ya no “cabían” todos, y empezaba la “guerra por mantener el sillón”, ó también la llamada “quítate tú que me pongo yo” (que por cierto, sigue vigente hoy en día aunque no se le denomine igual), y de pasar por dar propuestas a la ciudadanía, se pasó por empezar a salir en los medios con enfrentamientos de unos y otros sectores llamándose de todo menos bonito (etapa muy parecida a la actual, ¿verdad? Al parecer este Partido no ha cambiado mucho). Y como no, esa ruptura también llegó a Málaga donde la ejecutiva provincial liderada por Ballesteros del sector Guerrista “luchaba” contra el sector renovador que “nacía” en la Agrupación de Carretera Cádiz Sur, donde José Asenjo anterior Secretario General tomaba el timón del “barco renovador”, como se llegó a llamar a su Agrupación y a los adeptos que iba obteniendo de, por fin, recorrer la provincia, la cual tenía bastante abandonada cuando ejercía de Secretario General, pero a la cual acuden en el momento que ya no tienen el cargo y quieren volver a recuperarlo, como siempre, un militante solo es un voto para el político que se acostumbra a “mantener el sillón” y solo se acuerda de él cuando le hace falta que le “aupe” al sillón de nuevo.


Como yo me fui a vivir a Alhaurín de la Torre, aunque militaba en una agrupación de la capital, mi tío y yo decidimos que debía cumplir otra misión, íbamos a trasladar mi afiliación a aquella agrupación, ya que desde la “movida” por la construcción de la Cárcel de Alhaurín, tan famosa ahora por tanto político entre rejas, se perdió ese Ayuntamiento y esa Agrupación parecía como fantasma, y urgía activarla de nuevo. Y lo hice, en 6 meses me hice con la Sª de Organización del PSOE de aquella agrupación, y más o menos la reactivamos, y cumplí el papel de organizadora de actos y eventos de la comarca del Guadalhorce, desde mítines, hasta caravanas por toda la comarca, donde un Jesús Mora, ahora un poco olvidadizo, seguía sin rechistar mi coche en las caravanas, al igual que un Sebastián Rueda de Guaro, un Juan Martos de Álora, etc…todos a una en actos electorales, aunque con los años parece que la memoria les falla y bastante, porque han llegado a decir que yo era una desconocida que nunca trabajó para el Partido,… pero yo además de aquella misión, también tenía otra misión paralela…


Al ser sobrina del “Perich”, miembro destacado de la Agrupación de Carretera de Cádiz y del sector Renovador, y yo al ser Sª de Organización de las JJ.SS. de Málaga, donde su Sº General era más afín a la corriente Guerrista, me encontré en una tesitura de que “tenía que elegir” por cual bando me decantaba… y mientras decidía, alguien tuvo una idea y me llamó para contármela… Se me metió en un despacho en la sede provincial de “los Arcos” y se me propuso, ya que se me veía más cercana a la corriente Guerrista, si era capaz de ejercer de ESPÍA en el sector Renovador. Era la más indicada, al ser sobrina de…, tenía “sangre renovadora”, como un Juan Carlos Lomeña me llegó a decir una vez, pero esa es otra historia…


Podría dar el pego, podría pasar desapercibida, y pasar toda la información posible al sector Guerrista que perdía puntos día a día… y el objetivo era “ganar la batalla” fuera como fuera.


Y así hice, “fuera como fuera”, me convertí en ESPÍA en mi propio Partido, aunque aquella misión tenía una clausula, NADIE y absolutamente NADIE que no estuvo en aquel despacho (solo había 2 personas que lo sabían, Francisco Manzano y Carlos San Juan de la Rocha), podía saber nada de mi misión, ni siquiera mi mejor amigo político y mi Sº General de las JJ.SS. Miguel Ángel Heredia. El Plan tenía que salir perfecto, y mi “actuación” en el sector Renovador, perfectamente creíble, y ello implicaba separarme de la persona que era en ese momento mi mejor amigo, mi casi hermano, Miguel Ángel Heredia. Y lo hice…


Era para verme en actos y reuniones varias de Renovadores, siempre al lado de mi tío, Renovador destacado, y hasta cuando mi actuación a veces peligraba o era causa de sospecha, llegué a ser amenazada por Chiqui Gutierrez del Álamo en presencia de un Luciano Alonso, que siempre me ha mirado mal y por encima del hombro, y delante de mi tío, que como buen disciplinado oyó y calló, en un bar en Cártama Estación, donde íbamos a tener una reunión clave para hablar de los delegados al próximo Congreso Extraordinario, y yo quería ir para “clavar” mi misión, y me llegó a decir en palabras textuales “Como seas lo que sospecho y nos traiciones, te rompo una pierna” ¡¡¡Toma ya, ejemplo de democracia y libertad de opinión, palabra y pensamiento en el PSOE de Málaga¡¡¡ Y sé que todavía se siguen haciendo “amenazas”, aunque ahora amenazan con dejarte sin empleo, y lo cumplen. Mi pierna no sufrió fractura afortunadamente para mi, pero no hace muy poco, 14 años después, si que me dejaron sin empleo, y no fue ni Chiqui, ni Luciano, sino alguien que iba conmigo en las caravanas del Guadalhorce detrás mía.


Dentro de mi papel de Espía, estaba el llamar a escondidas y a veces a altas horas de la madrugada a mi “correo”, que era el que hacía llegar mis informaciones a Carlos San Juan. Tenían información veraz y en primera línea de lo que ocurría en las reuniones del sector renovador, quien iba, que decían, cuando quedaban para otras, quien jugaba a dos bandas, quien decía una cosa en una y otra en otras… No se podía quejar de mi papel como espía, sin mi, seguro que no se hubieran podido enterar de la mitad de la información que yo “pasaba”. Pero llegó el Congreso Provincial Extraordinario para elegir delegados al VII Congreso Regional que se celebró en Fuengirola en el Hotel Las Palmeras en Enero de 1994, y yo deseosa de que llegara ese momento, era el final de una misión que me estaba llegando a pasar demasiada factura, aunque incrédula de mi, no podía ni imaginar que aquel día se convertiría en el principio del final de mi carrera política, y me echaría a todos, renovadores y guerristas encima mía y ninguna de las partes me echaría una mano para salvarme de la quema…


En aquel Congreso por los pasillos y a escondidas daba recados a mi “correo”, mis compañeros renovadores me perseguían cual animalillo al que querían “cazar”, llegué a un estado de presión tal, que llegué a sentir miedo, sobre todo cuando al salir del cuarto de baño me encontré con un Luciano Alonso que iba con su mano a ponérmela en el cuello en señal de ahogarme, cuando de pronto me vi sacada en volandas por mi tía y Ana Paula Montero que tiraron de mi para salvarme de aquella situación. A partir de aquel momento no pude moverme de la cafetería del Hotel y siempre escoltada por Ana Paula, mi tía, mi tío y Juan Jerez, solo a la hora de la votación pude ir sola con mi tío a ponernos en la cola, salvando las distancias de los demás, y mi tío que en ese momento creo que me entendió, me dijo: “Entrarás a votar conmigo es más seguro, vota lo que tengas que votar, vota por ti misma y tus ideas, lo que has hecho, hecho está, pero esta gente no se anda con tonterías, se juegan mucho, y has estado a punto de salir mal parada”. ¿A que parece un relato de la mafia siciliana? Pues no, eso lo hacen integrantes del Partido Socialista Obrero Español de la Provincia de Málaga.


El final de ese Congreso fue que ganaron los renovadores, aunque tuvieron que ir en conjunto con el cupo minoritario de delegados guerristas, el resultado fue sorprendente hasta para mi, y mucho más para Carlos San Juan, que no aceptó la derrota y empezo a repatir culpas, incluída a mi. Yo iba en la lista de los renovadores en el mismo orden de lista en el que pusieron a Miguel Ángel en la lista de los guerristas, para que el que ganara, al partir por porcentajes la lista de delegados saliera el resultado de que solo iría uno de los 2, pero no los 2, y la que fue al Congreso Regional como delegada fui yo, pero él no, y aquello hizo que Miguel Ángel en su ignorancia por mi “misión”, me llamara traidora y no me dirigió la palabra en meses…, porque según él, yo y mi sector, los renovadores, habíamos ganado y él y su sector había perdido. Pasado un tiempo, yo pedí a Carlos San Juan y a Francisco Manzano que hablaran con Miguel Ángel y le contaran todo lo que sucedió y el porqué hice aquello, y no lo hicieron, me dejaron tirada, otra vez… Yo se lo conté, pero no me creyó, aunque algunos acontecimientos después, parece que le hicieron cambiar algo de opinión, aunque a partir de ahí nunca más confió en mi al 100%.


Y todo eso lo hice por unos ideales y por mi Partido… y aún hubo más… pero eso lo contaré en otro capítulo, ¿os parece?

5 comentarios:

Paco Conejo dijo...

Marí Carmen:

Como muchos de tus amigos, estamos leyendo tus memorias sobre tu participación tanto en las Juventudes como en el Partido Socialista.

Yo quiero constatar aquí que lo que dices sobre la constitución de Alhaurín el Grande y mi incorporación al proyecto ilusionante de Juventudes fue totalmente como dices. He sonreído al recordar aquellos momentos, en la casa del pueblo de Alhaurín el Grande (ubicada en calle Gerald Brenan -o camino de Málaga como dicen los alhaurinos-), vestido con ese pantalón y camisa que describes (ahora soy mucho más moderno...jajaja, el tiempo me ha cambiado en eso), pero ansioso de aprender y de conocer como funcionaban las Juventudes Socialistas.

Recuerdo los meses posteriores a la constitución de Alhaurín. Ese día que llegué, gracias a los autobuses de Portillo, a Los Arcos, a la sede provincial de Juventudes. Un día ilusionante para un joven de 18 años que estaba, como bien dices, ansioso de hacer política, de demostrar sus capacidades en los distintos ámbitos. Una sede en obras pero que representaba para mi, un gran espacio, un lugar muy importante donde los dirigentes del Partido se reunían y marcaban las grandes líneas para el futuro de la provincia... (que bonito es recordar...).

CARMEN RAMIREZ dijo...

Me alegro Paco de que te parezca "bonito" recordar... y espero también que os "sirva" de algo, ahora que estáis en procesos congresuales...Sobre todo si sabéis leer "entrelineas".

Xi !!! dijo...

Es inpresionante tus historias, perdoname que no se escribir bien el español pero logro que me entiendas. Soy brasileña y hay un interes muy grande en Málaga y tu Blog me llamó mucho la atencción. Me gusta ler lo que escribes y voy a continuar leyendo ok ??
Un fuerte abraso !!

CARMEN RAMIREZ dijo...

Me alegra Xi que te guste, y me impresiona que mi Blog rompa fronteras. Bienvenida a mi blog. Saludos.

Anónimo dijo...

Carlos San Juan de la Rocha, llegó a ser Subsecretario del Ministerio del Interior en 1983