jueves, 16 de abril de 2009

2 mujeres. Vidas cruzadas, ¿similares trayectorias?

Para empezar pido perdón. Muchos de vosotros que me seguís me habéis dicho que tengo abandonado mi blog ultimamente, y que a ver cuando me daba por actualizarlo... Vale, en ello estoy, pero será por la pasividad con la que miro la vida ultimamente, ya que sigo en el paro, y veo la salida del túnel cada vez mas difícil y tediosa por mi situación actual, y tal como veo el panorama en España, cada vez me sumo más en un estado de penosa resignación a verme otra vez incorporada en el mercado laboral y desarrollarme completamente como persona útil a la sociedad.

Estoy inmersa en un circulo vicioso de aburrimiento, del que no veo salida, y por ello, de esta situación pasiva y exageradamente hogareña, el “deporte” que más realizo es ver televisión, leer prensa y noticias de interés por Internet, y sumirme en la lectura de algún que otro libro que me guste, porque ni para estudiar de lo que estoy matriculada tengo ánimos.

De ese “deporte” al que hago referencia (ver televisión), hay algo que estos días me ha llamado la atención, el anuncio de un nuevo programa de Sardá, “ La tribu” en Tele 5, donde entre otros llevará como invitados al estreno del programa, anunciándola como “Invitada Cañón”, a Magdalena Álvarez. Hasta aquí, nada parece extraño, pero este simple hecho ha puesto en marcha un engranaje en mi cabeza, que llevo mucho paralizado, pensar en política, partidos políticos, campañas electorales, marketing de campaña y actividades similares, que dejé hace tiempo de realizar y de hacer reflexiones sobre ello, aunque alguno que otro que me conoce, sabe que de vez en cuando, me dan esos flashes y no puedo ocultarlos, y menos callarlos.

Si hacemos una visión rápida en la historia política de Málaga de dos mujeres, sin pensar mucho salen con facilidad 2 nombres: Celia Villalobos y Magdalena Álvarez, ¿cierto? Son las más populares, ¿no creen?. Pero hagamos un estudio más profundo de la trayectoria de estas dos personas, y verán a dónde quiero llegar.

- Si hablamos de Celia Villalobos según su trayectoria política, nos encontramos que nació en 1949,

de joven se dice que fue una luchadora antifranquista, y estuvo muy cerca de militar en partidos de izquierdas como el PCE, controvertido esto, ya que acabó desembarcando en Alianza Popular, partido de derecha, fundado por ex-ministros de Franco, entre ellos Manuel Fraga, que encima la ayudó bastante a entrar en la política activa siendo candidata al Congreso en 1986, siendo elegida. Más tarde en 1994, Aznar la propone como candidata al Parlamento Europeo, siendo elegida eurodiputada. En 1995 se presenta por la Alcaldía de Málaga, y gana las elecciones con mayoría simple, desbancando al Partido Socialista, que llevaba gobernando en esa ciudad ininterumpidamente durante 16 años, y revalida la Alcaldía con mayoría absoluta en 1999, la cual abandona, para irse a formar parte del Gobierno Central como Ministra de Sanidad, cargo en el que está hasta 2002. A partir de este año (2002), parece que tiene como “cargo vitalicio”, hasta que alguien diga lo contrario y la quite, el de Diputada al Congreso por Málaga actualmente.

- Si hablamos de Magdalena Alvarez, según su trayectoria política, nos encontramos que nació en 1952, docente universitaria, y funcionaria del Ministerio de Hacienda, y comenzó su actividad política activa como independiente, nombrada por Manuel Chaves, Consejera de Hacienda por la Junta de Andalucía en 1994-1996, revalida el cargo de la misma Consejería, en la siguiente legislatura (1996-2000), no pertenece a ningún partido político hasta que se afilió en 1997 en el PSOE. En el año 2000 se presenta como candidata al Parlamento andaluz por Málaga, siendo elegida, revalidando de nuevo la cartera de Hacienda de la Junta de Andalucía, hasta que en 2004 es elegida Diputada al Congreso por Málaga, y nombrada Ministra de Fomento, y en el 2008 vuelve a ser elegida Diputada y Ministra de Fomento, hasta el mes de abril de 2009 que ha sido destituida del cargo de Ministra y ya se le ha propuesto como candidata al Parlamento Europeo.

Hasta aquí todo normal en la trayectoria política de estas 2 mujeres, pero... ¿cómo llegaron hasta aquí?.
Si comparamos a ambas mujeres: las dos son de carácter fuerte, ambiciosas, rebeldes dentro de los partidos a los que pertenecen.

- Celia fue multada con retribución económica por saltarse la disciplina de partido al votar en contra de los principios de su partido, aborto y matrimonios de personas del mismo sexo y tuvo una gestión un poco “complicada” en el Ministerio de Sanidad.

- Magdalena fue reprobada 2 veces, hasta por sus compañeros de partido, en el Parlamento Andaluz y por el Congreso por saltarse “algunas normas”, teniendo “ideas un poco de derechas y conservadoras en materia económica”, tanto en presupuestos, como con la frustrada unión de cajas andaluzas, y una gestión un poco “complicada” en el Ministerio de Fomento.

Ambas han cometido errores garrafales en sus cargos ministeriales, tanto con actos como con la palabra, dejando “frases impresentables y chabacanas” para la posteridad, y a ambas el clamor popular pedía que las echaran de sus cargos ministeriales por activa y por pasiva, y como no, ambas son “populistas” o “famosas” mediáticamente hablando, por utilizar la televisión, entre otros medios, para “darse a conocer” en programas de debates, humorísticos, o chascarrillos varios, haciendo uso exagerado de su “gracia andaluza”, “acentuado acento andaluz”, o “simpatía exagerada”, para hacerse ver personas cercanas a la calle para captar el voto.

- Celia, parece que ya está estancada de sus shows televisivos, (aunque tiene algún que otro repunte, como el que hizo actualmente en el Congreso al ser llamada al orden por un ataque de histeria contra un Diputado, Miguel Ángel Heredia), también su trayectoria política es más antigua, y su camino político al parecer ya ha “terminado” o ha tocado fondo.

- A Magdalena, más “nueva” esta, todavía parece que le queda camino por recorrer por lo que estamos viendo, y de la que sino me equivoco, y en “videncias” políticas, poco me he equivocado siempre, todavía le queda algo en su trayectoria política común a Celia, y es lo que todo el mundo piensa, pero no quieren decir para “quemar” la idea, y es de que desbanque al PP del Ayuntamiento de Málaga, después de otros 16 años ininterrumpidos de gobierno, tal como hizo Celia con Pedro Aparicio, y encima, utilizando los mismos medios.


Por lo que puedo sacar de reflexión de todo esto, es que si me quedaba alguna duda de que la Ideología de los partidos políticos ya estaba muerta hace tiempo, aunque yo siga siendo una ideóloga eterna mientras me quede algo de ello en mi cabeza, viendo la trayectoria de estas dos mujeres, de “aparente” ideología distinta, y de partidos políticos distintos, la forma de hacer campaña política, o llámese Marketing político es la misma. “Adaptar su estrategia a la necesidad de captar el voto sea como sea”. Está claro que las empresas de Marketing y asesoramiento político no entienden de ideas, pero utilizar la misma estrategia para un partido de derechas que para uno de izquierdas, a mi, ideóloga utópica donde las haya, no me parece lo correcto. Pero parece que vale todo por tal de captar el voto, y si los votantes chupan tele, utilicemos la tele, para darnos a conocer, aunque en el fondo las personas no sean como “aparentan”, por tal de “parecer cercanos”, utilizando el humor, la simpatía, y nada la política en serio y las ideas y soluciones a los problemas. En vez de cambiar la visión que tiene la gente de la “figura del Político” serio, responsable, y cercano “de verdad” al votante, porque se patea la calle día a día y habla con ellos para solucionarle de verdad los problemas cotidianos que tiene, seguimos utilizando al político “famoso y populista”, haciéndonos fotos en actos livianos, haciendo chistes, monólogos humorísticos, entrevistas informales, y colaboraciones de chascarrillos rosas, sin importarnos la profundidad los problemas que tiene la sociedad en estos momentos...

En fin, esta claro que entre:

"Le digo al ama de casa que no eche huesos de vaca cuando haga una comida, aunque ya no se venden, sino de cerdo" (2001). (Celia Villalobos).

Y "Que hay polvo en una obra. ¡Pues claro que hay polvo en una obra! Si no hubiera polvo no habría obra o no hay obra sin polvo; se lo puedo decir de muchas maneras" (año 2008) (Magdalena Álvarez)

No hay mucha diferencia, ¿no creen?, y si estas dos mujeres tienen sus vidas “cruzadas”, ¿tendrán similares trayectorias?. Tiempo al tiempo....

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué reflexiva has estado, es lo que pensamos muchos pero no todos se atreven a decir en voz alta.
Similitud de identidad, de formas, de estilo y de maneras.
Te imaginas una campaña con las dos como candidatas a la alcaldía? xD.

CARMEN RAMIREZ dijo...

jajaja, pues sería un circo mediático, y todavía confundiría más al electorado de quien es de derechas y quien de izquierdas. Cosa que todavía más haría despretigiar la figura del político como gestor de problemas de la sociedad... (aunque actualmente esta figura como tal también es una utopía, desgraciadamente)...
Y como siempre, ganaría por mayoría absoluta, el partido mayoritario perdedor LA ABSTENCIÓN.