martes, 12 de junio de 2007

46 días en el paro. ¡¡Yo no sirvo para esto¡¡


El pasado 27 de abril a las 15.00 h. no era consciente del estado en el que me encuentro ahora, 46 días después.

Desde el año 98 no había pisado ninguna Oficina de Empleo, y cuando lo hice a principios de Mayo de este año, parecía que se me caía el mundo a mis pies. El mal trato, o más bien indiferencia, de los funcionarios de aquella oficina, donde yo para ellos era un número más. Una parásita, mujer de 40 años y aburrida que iba a sacarse la tarjeta de demanda para "chupar" unos meses de una prestación, que parecía, según ellos, como si me quisiera tomar unas vacaciones gratis.

Hacía tiempo que no me sentía tan humillada, y que dijera lo que dijera, según ellos no tenía razón, y que hiciera el favor de darme prisa en mis alegatos que había más gente esperando, y ellos eran muy poco personal para tanto trabajo...

Trabajo... eso es lo que yo ansiaba, y lo que ansío... No se si alguna vez estaré preparada para llevar la vida de una millonaria relajada y viviendo nada más del ocio, pero lo que si sé, es que preparada para vivir solo del ocio, por ahora no lo estoy... Yo solo sé trabajar, creo que no sé siquiera ni descansar...

Después de aquella primera semana donde me inscribí como demandante de empleo, es decir, llevaba una semana en el paro, todavía no era consciente de nada. Me dio por limpiar mi casa a fondo, cortinas, ventanas, hasta el perro cayó y quedó como los chorros del oro...

Una vez cobrada mi última nómina, pagué a toda prisa aquellos flecos que quedaban, para que una vez haciendo cuentas de lo que me quedaría cobrando el paro, no tuviera demasiados gastos, y pudiera vivir sin demasiados lujos pero no muy apretada...

Como no, algunos caprichos consumistas me permití, así como ayudar a mi hijo, recién emigrado a la capital, donde el pobre tendría que asumir muchos más gastos que estar viviendo a costa de las faldas de mamá, y los pantalones de su querido abuelo. La vida se le convertía en "Rosa oscuro", ya no iba a tener la "vida Rosa", que le habíamos consentido... Pero esa es otra historia...

Unos días más tardes, más sumidos en el mes de Mayo, me incorporé a ayudar en la Campaña Electoral, 15 días frenéticos de actos, mercadillos, globos, caramelos, votos y como no, el Día D.

Con tanto trajín, no me dio ni tiempo de irme a relajar a la playa, o a hacerme una escapada por ahí... Tenía un "moreno campaña" estupendo (Ya que aprovechaba poniéndome mis estupendos escotes cada vez que iba a hacer un acto de campaña a la calle).

Mi teléfono echaba humo, cuando no me llamaban, yo llamaba para tal o cual cosa, o para ir a tal o cual lado, o preparar asuntos de la campaña... Había prometido a un amigo que le ayudaría en lo que yo pudiera, y eso hice (dentro de mis posibilidades, y de lo que me dejaban...).

Después de tanto ajetreo, el día de reflexión, sábado 26 de Mayo, de no hacer "nada", me aburría como una posesa... Creo que fue un adelanto de lo que me esperaba... Me dio por ir a la feria del libro y me compré 5 ejemplares, un amigo me dijo que "ahora lo que hace falta es que los leas".... ¡¡Pobre iluso¡¡... además de ignorar que la lectura es uno de mis vicios más preciados, tanto tiempo libre me hace devorarlos.... "Bonito... ya solo me queda 1 por leer" es lo que tendría que decirle ahora... Aunque creo que cuando lea esto se dará por aludido...

Llegó el Día D, y bueno, los resultados los dejo ahí para quien quiera analizarlos, yo ya he hecho mi análisis, aunque después de ver el análisis que hacen otros de "el resultado de los resultados", a nivel global, no se parezca en nada al análisis que yo hice... En fin... Así es la política, y eso que llevo 20 años intentando entenderla ..., y desde dentro...

El 28 de mayo, además de cumplir la treintena de estar en el paro, era el día después del Día D. El teléfono no sonaba, que bien¡¡¡ me dije en un principio... Me pasé todo el día en pose horizontal haciendo tumbing en mi sofá, anteriormente uno de mis deportes favoritos, últimamente me parece de lo más cansino...

De tanto no hacer nada, me dí cuenta que me faltaba un trozo de muela... (ni recordaba cuando se me habría caído, seguramente sería en plena campaña, pero con tanto trajín...). Y eso me recordaba que tendría que visitar a mi dentista, y no me gustaba nada. No hace mucho lo estuve visitando demasiado, y no me agradaba tener que ir a verlo otra vez... Así que actualmente me encuentro en medio de una Endodoncia que me costará el dinero, como para ahorrar....

......................................................
(PÁRRAFO
CENSURADO POR, SEGÚN DICEN "MIS AMIG@S", "RECOMENDACIÓN").

.......................................................
(PÁRRAFO CENSURADO POR "IDEM ANTERIOR".


........................................................
(PÁRRAFO CENSURADO POR "IDEM ANTERIOR").

........................................................
(PÁRRAFO CENSURADO POR "IDEM ANTERIOR").

Ahora no suena mi teléfono como antes, (seré que me he vuelto prescindible para much@s), me aburro como una posesa, ya me aburre hasta limpiar, aunque a quien no..., ya no se que ver de la televisión, que leer, y a que juego jugar, no cocino y como cualquier cosa por no moverme mucho y no pensar, me he vuelto vaga hasta para escribir en el blog, que desde las elecciones no volvía a escribir, hasta me aburre el ordenador. Salir, salgo poco, por no decir casi nada, voy a coger trauma de ermitaña. Me pongo a hacer cuentas y a restringir de aquí y de allá, no sé cuanto durará este tránsito. Estoy cansada de estar de "vacaciones", y de no hacer nada, quiero trabajar, y quiero un trabajo digno, es lo único que sé hacer, Trabajar.

Lo dicho, no se si serviré para ser millonaria, pero lo que sé, es que para estar en el paro sin hacer nada, no. ¡¡Yo no sirvo para esto¡¡

5 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Hola Mari Carmen. Soy Javi, De Alhaurín de la Torre. Tú me iniciaste en JJ.SS.
Siento que estés ahora en paro, pero mira, todo pasa y todo llega, así que paciencia.
He descubierto tu blog vía el de Ramón, también viejo conocido, a ver si un día quedamos y hablamos de los viejos y nuevos tiempos.

Anónimo dijo...

yo estoy igual, te entiendo perfectamente

Miguel Garcia dijo...

Carmen: la burocracia en este caso tiene nombres y apellidos.
En el Area sabían desde Diciembre al menos, que se les concedería
la subvención para un nuevo proyecto UPD. Lo único que era necesario
y faltó es haber previsto la cantidad de euros para cofinanciar ( entre comilas)
que aportaría Diputación. Incluso sabiendo que se concedería el nuevo proyecto,
no se estuvo pendiente ( o incluso alguien responsable del presupuesto se jacta
de que lo sabía y no hizo nada) de que el Area tuviera dinero, remanente para
cofinanciar el nuevo proyecto de UPD, dentro del presupuesto propio del Area.
No eramos la prioridad de nadie. Había otros asuntos más importantes en ciernes.
NO les hemos importado nada, a nadie responsable dentro de la casa. Y alguna responsable
lo ha demostrado desde el primer día. Y ahora pues se ha salido con la suya.
Y nosotros y nosotras hundidos.
Pero en resumen: no se ha previsto la cofinanciación, a sabiendas de que se les
concedería otro proyecto, que por cierto nadie les obligó a presentar. Que yo sepa...
Pero vamos, yo no soy el responsable del presupuesto del Area ni de la entidad promotora
que solicita el proyecto. Soy tan solo un deprimido y ninguneado miembro del proyecto
ya acabado. Siempre nos quedará paris....

10:45 PM

CARMEN RAMIREZ dijo...

Como no quiero esconder nada, he vuelto a postear el comentario que dió cabida a que se pudieran censurar ciertos párrafos de esta entrada...
Lo siento, pero la verdad debe prevalecer ante tanta oscuridad...