lunes, 12 de noviembre de 2007

Hoy vuelve a ser 12 de Noviembre. Te lo cuento Mamá...


Ya ha pasado un año, del día más triste de mi vida. Ha sido un año largo, amargo, triste, tedioso en el que han pasado muchas cosas...

¿Sabes Mamá que desde que te fuiste de nuestro lado, han ocurrido muchas cosas?

- Papá ya se ha jubilado oficialmente, justamente el pasado 7 de Octubre, y encima tengo que dar gracias por haber pasado casi todo el año de tu falta más o menos ocupado, en su trabajo. Ahora viene otra etapa, a ver como lo llevamos, él y yo... y tú, ya que te "visita" todos los días.
Él sabe que te encantan las flores, y eso lleva haciendo desde hace un año, llevarte flores.

- A nuestro niño, lo "mandamos" a Madrid, y ya sabes su carácter y el de Ricky, chocaban una y otra vez, y la situación se hizo inaguantable, y no hubo forma de arreglar aquello. Papá y yo nos arrepentimos, una y otra vez, por apoyar aquella iniciativa que tuvimos, y por tenerlo lejos de nosotros. Pero como bien sabes, nuestro niño es inteligente, y noble, y a la vez ha sacado ese "puntito" de carácter fuerte, como tú y yo, y ha salido a la superficie. Ahora ya no trabaja con Ricky, pero se le ve feliz en la nueva empresa. Parece que ha madurado por fin, menos mal, ese era uno de los objetivos, aunque lo tuviéramos lejos... No te preocupes por él, estamos ahí para que no le falte de nada.

- Ricky como siempre, ya sabes para que hablar de más... Con su trabajo, trabajo, trabajo, y ya sabes que eso es todo para él.

- Daniel, es la fuente de nuestras alegrías, aunque lo tengamos lejos. Esta hecho un encanto, si lo escucharas cantarle a papá, te ríes y lloras a la misma vez. Creo que tiene tu "chicha", espero que no cambie mucho en ese colegio de pijos donde lo quieren llevar... Yo espero que no haga muchas ligas con la Infantita, que al parecer van a ir al mismo cole... Yo no me veo con Pamela en una boda monárquica, y papá menos... A lo máximo podría llevar pamela con colores republicanos, jejeje...

- Y ahora te habló de mi, ufff. Cuando te fuiste me fui a la otra casa a vivir, pero ya me conoces, soy cabra loca e independiente, y aquella casa siempre me ha venido grande, y se me caía encima sin ti, y cuando se fue el niño, aún más. No sirvo para estar todo el día encerrada en el campo, y tú lo has sabido siempre. Papá también lo entendió, y resolvió que yo allí no podía vivir, y me volví a mi casa. Aquella Navidad sin ti, te la puedes imaginar, fue todo menos Navidad, aunque ya sabes que ni a ti ni a mi nos han gustado esas fechas, e hicimos lo posible para que pasaran lo más rápido posible. Como siempre que tengo depres, me encierro en mi misma, y auno todas mis fuerzas en estar ocupada, y me dio por trabajar mucho, hasta casi agotarme, pero me daba igual, tenía que ocupar mi tiempo para no venirme abajo.
Pero aquella época de trabajo acabó, y el 27 de abril terminé el contrato que tenía y me fui al paro. Los 2 primeros meses, entre que empezaba el verano, las elecciones, y que me lo tomé como unas vacaciones, pasó más o menos bien, pero algo me decía que o me ponía las pilas, o acabaría mal. Y o las pilas no funcionaron, o yo no funcioné, o lo que me rodeaba no funcionó, que me vine abajo, y bien abajo. Pasaban los días, las semanas, y los meses, y yo seguía en el paro, y me replanteé que tenía que levantarme a ver...
Y a mitad del verano, empecé a echar currículum a empresas, me apunté a toda clase de listas de empleo, y demás recursos para encontrar trabajo, y he llegado a echar hasta cerca de 150 CV, y solo he ido a 3 entrevistas de trabajo. Me he llegado a plantear que soy una simple inútil, que me había quedado anquilosada, o que algo estaba haciendo mal...
Me he desesperado, llorado, pataleado, y de nada me ha servido. De siempre me has dicho que hay mucha gente en la que yo confío y lo doy todo por ellos, y ellos a la mínima de cambio miran para otro lado.... Ahora me he dado cuenta, un poco tarde, de como me dijiste, hay mucho Hij@ de put@ por ahí, por llamarlos de alguna forma..., y que amigos, muy poquitos, y de esos aunque no esperes nada de ellos y ellas, siempre me los he encontrado ahí, no me ha cabido la menor duda.

Hoy no tenía ganas de despertarme mamá, no se porque, preveía que lo pasaría mal, ya sabes que Noviembre no ha sido mucho de mi agrado... Hoy aparte de pasar 365 días sin ti, hacía 200 días que estaba en el desempleo, y después de irme a hacer la analítica, otra más en estos meses, y ya van 4, me llamó mi tío para decirme algo que intuía. Me recordó, como si yo no me acordara, que hoy hacía un año que no te teníamos, y de camino me dijo que tampoco había entrado en un curso con plaza para trabajar del que he hecho las pruebas de ingreso... Yo pensé... otra más... cuando se acabará este ciclo... y lloré, no se si de impotencia, o de la tristeza acumulada que tenía hoy, y me fui a la calle... Tenía una entrevista a las 12 de la mañana, aunque iba desganada, apática, como si me diera igual todo. El señor que me entrevistaba, me alababa mi CV, y yo ni respondía, me daba igual todo, me preguntaba y yo respondía con monosílabos, como si fuera otra oportunidad que iba a perder... Todo me daba igual. Estaba como las avestruces, que meten su cabeza en el agujero, y todo pasa a su alrededor, pero como tú no quieres verlo, pues no lo ves...

Y me vine para casa, cabizbaja y triste. Me he pasado toda la tarde haciendo un blog a un amigo, para tener la mente ocupada. Y alucina mamá, me han llamado de la empresa a la que he ido a la entrevista, hasta sin ganas. Quieren que empiece a trabajar el miércoles. ¿Has puesto tú las ganas por mi? Si es así, Gracias Mamá.
A las 7 y 15 de esta tarde miré el reloj, y se me calló una lágrima, aunque sé la noticia de mi nuevo trabajo, estoy triste, tremendamente triste, me acordé de que ya no estas, de que no puedo abrazarte, ni tocarte, aunque ya sabes que hablar hablamos, bueno, más bien yo hablo contigo, tú no me respondes, aunque te siento dentro de mi todos y cada uno de los días que han pasado, aunque ya sabes que me resisto a "visitarte", porque no puedo ver tu nombre en esa piedra tan fría, en aquel pequeño cementerio. Es más fuerte que yo, esa visión.

Como has visto mamá, hace un año te pedía perdón por adelantado por nuestros descontroles. Y seguramente habrás tenido que perdonarnos más de uno. Es difícil llevar esta vida sin ti, seguimos cojos sin tu motor. Tú eras la que tirabas de todos nosotros, y ahora intentamos todos tirar de todos, unos más que otros, pero ahí lo llevamos.

Miro hacia atrás, y no puedo creer que hayamos sobrevivido, pero lo hemos hecho. Bien, mal o regular, lo hemos hecho, aún con la putada que nos hizo esta vida, Separarte de nosotros.

Te sigo queriendo mucho, y echando de menos cada día, Mamá.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Carmen, me alegro sinceramente de que al fin tengas un trabajo y que te sientas mejor, espero que todos tus males desaparezcan paulatinamente. Un admirador secreto

CARMEN RAMIREZ dijo...

Me crispan los nervios los admiradores secretos. Ya soy muy mayorcita para estos juegos. ¿Te identificas?